Please reload

Entradas recientes

La Ilustración botánica y yo

1/2
Please reload

Entradas destacadas

EL MUEBLE EN EL PLANO. Ideas de orden

 

El cine se entiende en su doble dimensión constructiva: como SET el montaje, y el Espacio Fílmico como producto. Ambos tienen una característica común, la idea de “ilusión” que produce un determinado tipo de montaje. El SET, dispone de los elementos propios para la escena, acto, mobiliario y espacio están dispuestos con el fin de producir a través del espacio fílmico, verosimilitud en la representación. Si bien, por más verosímil que resulte dicha representación, todo lo anterior está dispuesto para crear la ilusión de una específica “idea” de habitabilidad.

 

El mueble, define y determina un acto humano, y por otro, completa y da sentido a los elementos que configuran un espacio arquitectónico, asimismo, estos elementos liberados en el espacio, determinan hacia donde miramos, la altura que lo hacemos y como circulamos dentro de la configuración del recinto, forma evidente de apropiación espacial.

 

El cine, por su parte, construye su mensaje a partir de la prefiguración de actos, apoyándose (o apoyándolos) en la configuración de un ambiente perfectamente definido, el SET de filmación. Acto, mobiliario, y espacio están allí premeditadamente concertados, para hacer de este conjunto de instancias un único registro: técnicamente hablando, un plano.

 

Por otra parte, los muebles informan, por lo tanto, el mobiliario es, o plantea, un relato en sí mismo…son actores y, estos personajes se sitúan en el espacio de determinada manera, entregando una información clave, en cuanto que puntúa el espacio y lo ordena. El mueble por tanto tiene Rol.

 

El cine muestra (da a ver) una determinada forma de hábitat, es un modelo o fija un modelo, y lo hace a través de sus propios medios, instrumentos y estrategias, es un registro que hace patente, lo que en definitiva quiere mostrar, una determinada representación de la vida.

 

Como todo medio de expresión, el cine se vale de representaciones y toda representación es un signo, cuya interpretación es el significado atribuido, finalmente, por quien realiza la lectura.

 

Podemos señalar en cuanto cine, el uso de mobiliario de grandes arquitectos del siglo XX, su diseño sin tiempo genera un lenguaje y, afirma que la imagen proyectada forma conciencia del “cómo”, del “donde” y del “cuando”.

 

 

En este sentido, en el film de Woody Allen, “Los enredos de Harry” de 1997 y el film “Medianeras” del argentino Gustavo Taretto del 2011, representan y comparten del mismo modo, una consulta Psiquiátrica, indicando que los muebles hablan sobre las situaciones que representan. En estos casos, mediante un sillón Wassily de Marcel Breuer, Daybed de Mies van der Rohe,  complementando con mesas de Eileen Gray y Table de Marcel Breuer .

 

 

En el film “Interiores”, nuevamente de Woody Allen (1978), retrata bajo el mobiliario un personaje más, que permite determinar las relaciones interpersonales al interior de un grupo familiar.

En este caso, el mobiliario debe dar cuenta de la personalidad de la actriz, rescatando la frialdad, la perfección, tristeza y depresión, al mismo tiempo que su devoción a la familia, marcada, por la obsesión de tener todo bajo control y, con cierto grado de perversidad en ello. Estos son rasgos que definen al personaje femenino de Eve, interpretado por la actriz Geraldine Page (1924-1987), que junto a los elementos simbólicos evocan –de alguna manera- todos esos sentimientos ligados a la frialdad, la falta de paz interior, y la inestabilidad emocional de la protagonista, existiendo en la escena, una simetría intencionada dada por la mesa en mármol, que en este plano, interpreta al elemento simbólico y solido que reúne a la familia, y las sillas BRNO de Mies van de Rohe, en acero pulido, que refleja la estructura del personaje y, al mismo tiempo, la dualidad que es marcada  por el cuero, un elemento cálido y acogedor, siendo estos dos, (mesa y sillas), la proyección de su grupo familiar, ausente, tras abandonar a la protagonista.

 

 

 

En definitiva, las ideas de orden en un cuadro fílmico, o plano,  se encuentran supeditadas al mobiliario, el cual debe actuar y presentar al personaje antes que aparezca, indicando sus gustos, posición social, sus hábitos, estilo de vida y personalidad, creando un mundo de ficción paralelo al nuestro, y al mismo tiempo, reflejo de nuestra sociedad. En este sentido, Juhani Pallasmaa señala “No proyectamos inicialmente la historia en la imagen, esta no necesita ser explicada: nos abre o no sus secretos”[1]

 

 

 

[1] PALLASMAA, Juhani. La imagen corpórea. Imaginación e imaginario en la arquitectura. Ed. GG, Barcelona, 2014, P. 67

Compartir
Please reload

Síguenos
Please reload

Archivo
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

ENCUÉNTRANOS EN

 

Av. Italia 1392, Barrio Italia - Providencia